3 razones para alejarte del 97%

 

En mi primer día de trabajo como cocinero me dieron un delantal y dos cambios de uniformes, “no los pierdas cabrón, porque te los cobran bien pinches caros” me dijeron. Tenía 17 años y acababa de entrar a trabajar a Pizza Hut. Estaba quebrado, tenía ahorrados $600 pesos (30 USD). Me pagaban $2,300 pesos (115 USD) al mes y trabajaba 12 horas diarias, 6 días a la semana. Durante un año cociné miles de pizzas y tomaba pedidos por teléfono. La sucursal estaba en una zona residencial donde viven muchos de los millonarios de la Ciudad de México.

Durante esos meses no podía dejar de pensar en dos cosas, primero que, fuera como fuera iba a salir adelante, tenía un hambre voraz de crecer y de salir del hoyo en el que estaba, te diría que estaba desesperado por salir adelante. Segundo, que todos estos millonarios a los que les cocinaba pizzas sabían algo que yo no (y por eso eran millonarios).

El éxito sólo lo logra una mínima parte de la población. Este punto es un hecho estadístico incuestionable. No voy a perder el tiempo debatiendo sobre si esto está bien o no, solamente se que es así. Mi misión en la vida es ayudar a la gente que quiere salir adelante, por tanto ese es el principal objetivo que tienen mis contenidos.

Antes de explicar las razones de porqué debes apartarte del 97%, quiero abordar un punto importante. ¿Qué es el éxito? para mí es trabajar en algo más grande que yo mismo, lograr la mejor versión de mi mismo, ayudar a cientos de miles de personas a que salgan adelante a través de mis contenidos, estar súper saludable, tener una familia maravillosa, ser multimillonario y ser inmensamente feliz. ¿Para ti el éxito es otra cosa? está perfecto, la fórmula para lograrlo es la misma: ¡aléjate del 97%!  Van las 3 razones:

 

  1. Tu ruta al éxito consiste en modelar los hábitos de quienes ya lo lograron

El concepto de modelar el éxito de los demás lo aprendi de mi maestro, Jim Rohn. Jim fue el primero que lo dijo en un idioma en el que yo pude entender, “aléjate del 97%, no leas lo que leen, no vayas a donde van, no comas lo que comen, no bebas lo que beben, no pienses como piensan.” Escuchar eso fue revelador.

Hay muchas diferencias entre la gente exitosa y los demás, sin embargo la más importante de todas es el conjunto de hábitos que tenemos. Los ganadores tenemos hábitos diferentes a los de los demás: leemos contenidos diferentes, aprendemos cosas diferentes, nos rodeamos de gente diferente, interactuamos con los demás de manera diferente, vamos a lugares diferentes, reaccionamos de manera diferente a las mismas circunstancias, entre otras diferencias.

Regresando a Pizza Hut. El poco dinero que me quedaba cada mes lo invertía en libros de crecimiento personal, como Piense y Hágase Rico, de Napoleon Hill. Mis compañeros de la pizzería juntaban sus ahorros y mandaban a alguien a comprar caguamas. Nunca bebí con ellos, no pensaba como ellos, no leía lo que ellos leían (si es que el TVNotas puede considerarse lectura). Con el tiempo me fueron apartando y yo me sentía culpable. En mi mente aparecían preguntas como ¿está mal ser diferente a los demás? ¿debería de beber y tratar de olvidar mis problemas, tal como lo hacen ellos?

Sin yo estar completamente consciente ni seguro de qué pasaría, mis hábitos, disciplina y forma de pensar me llevarían eventualmente a hacerme millonario. Al mismo tiempo, los hábitos y filosofía de mis compañeros no los llevarían a ningún lado. Hoy, 17 años después, algunos de ellos siguen trabajando en restaurantes de comida rápida. ¿Su sueño? juntarse después del trabajo y compartir una caguama.

Si tu tienes momentos en donde te sientes diferente, en los que no encajas, en los que quieres más, en los que tu instinto te dice que tienes que olvidar tu zona de confort, debes de saber que no estás sola, hay otras y otros cómo tu, somos pocos pero aquí estamos. Despierta y cree en ti.

Una de las más grandes mentiras de la humanidad (y más en la actualidad) es la idea de que debes buscar la originalidad todo el tiempo. Los más grandes de la historia fueron aprendices de otros grandes, y durante décadas imitaron a sus maestros hasta que eventualmente fueron agregando conceptos nuevos/originales, que más bien pudiesen ser considerados como mejoras sobre trabajos previamente realizados.

En la escuela te dicen que está prohibido copiar, yo te doy permiso en este momento para que copies. Copia los hábitos de la gente que ya logró lo que tu quieres, y si alguien te critica, ignóralos y sigue adelante. Fuck them!!!

¿Quieres ser inmensamente feliz? copia los hábitos de quienes ya lo lograron, ¿quieres convertirte en multimillonaria? copia los hábitos de quienes ya lo lograron, ¿quieres ser una científica reconocida? copia los hábitos de quienes ya lo lograron.

 

  1. Te conviertes en lo que te rodeas

He comprobado sin lugar a dudas que te conviertes en lo que te rodeas. Si te rodeas de ganadores, sales adelante. Si te rodeas de víctimas, te vuelves una víctima. Si te rodeas de gente negativa, tiendes a volverte negativo.

La gente me pregunta ¿Oye Humberto, si me rodeo de gente exitosa eso garantiza que seré exitoso?, no necesariamente, pero tus probabilidades de ser exitoso aumentan desproporcionadamente. Lo que si te aseguro es que si te rodeas de perdedores, es inmensamente probable que nunca logres nada de tu vida. ¿cuántas millonarias, grandes artistas mundiales, pensadoras reconocidas o científicas premiadas por el Nobel conoces que se rodeen de perdedoras, de gente negativa, de víctimas, de gente que no lee y que beban cerveza de una caguama? NOT A SINGLE FUCKING ONE.

Haz una lista mental de las 5 personas con las que más te rodeas diariamente. Ahora haz un promedio de sus logros, mentalidades y hábitos. Ese promedio es tu futuro. ¿ese futuro que ves es la mejor versión de ti misma? Si la respuesta es no, entonces cambia de amigas, de trabajo, de proyectos, de pareja, de familia.

Te doy algunas cifras interesantes. En 2018 el gobierno de Reino Unido publicó un estudio en el que estima que el 50% de toda la riqueza del planeta es propiedad del 1% de la población. Así mismo, estiman que para el 2030, dichas personas incrementarán su riqueza hasta un 64%, es decir dos terceras partes de toda la riqueza del mundo. Más allá de si eso está bien o no (yo personalmente no creo que tal concentración sea buena siendo que promueve una desigualdad extrema), te aseguro que ese 1% tiene hábitos totalmente diferentes al resto de los empresarios del planeta. ¿podremos aprender algo de ellos?

En otro tema, México se encuentra en el top 3 de las naciones con mayor obesidad del mundo. Casi el 35% de todos los mexicanos tienen sobrepeso a un nivel que pone en riesgo su salud y los coloca en ruta para volverse diabéticos, hipertensos y sufrir otras enfermedades como males cardiacos. Te aseguro que la respuesta a los problemas nutricionales de dichas personas se encuentra en el 2% o 3% más saludable, no en la gente que conoces que come cantidades enormes de azúcar, carbohidratos y no hacen ejercicio.

 

  1. Otras personas ya resolvieron el 99% de los problemas que tendrás el resto de tu vida, aprende de ellos

Tienes problemas de ventas? de salud? de depresión? de frustración? de agresividad? de falta de disciplina? adivina qué! alguien ya los resolvió en el pasado. Las respuestas a la mayoría de tus preguntas están en ese 3% que decidió salir adelante, no en el resto de la población. Ve a conocer a la gente más extraordinaria del tema que te interesa, lee sobre ellos, pregunta, investiga. !Exígele a la vida!

Una vez que hayas aprendido todo o que hay sobre el tema que te interesa, ya podrás dedicar tu tiempo a ese 1% de problemas que son nuevos, importantes y que no han sido resueltos (i.e. el calentamiento global, cómo reducir la cantidad de basura que creamos diariamente en nuestras casas, curas de enfermedades, etc).

Hace algunos años conocí a un diseñador de muebles que estaba perdido en la vida. No solamente estaba financieramente quebrado, sino que le faltaba un par de dientes frontales y no tenía el más mínimo interés en repararlos (eso se me hizo super extraño). Me intrigó mucho su historia, pues amigos míos me habían comentado que tenía grandes contactos, y le pregunté que cómo no podía conseguir trabajo si tenía conocidos sumamente bien conectados en la industria.

“yo tengo la firme convicción de ser original, por eso no he estudiado a ningún diseñador de muebles famoso, no quiero que eso contamine mi capacidad artística, nunca he leído un libro sobre diseño de muebles”, me comentó. A lo que le pregunté que entonces cuál era el problema. “no entienden mi arte, de hecho hace un mes me recibió el CEO mundial de KNOLL (una de las marcas más reconocidas de muebles sobre diseño que existen) pero viendo mis propuestas me dijo que eran inservibles pues eran casi iguales a muebles comunes y corrientes de cualquier marca. Pero ¿qué va a saber él de diseño si yo no estoy contaminado por las creaciones de otros?” en ese momento entendí porqué estaba tan jodido y porqué no tenía dientes.

Me encanta leer libros de historia porque me ayudan a entender el presente y las tendencias futuras. La historia muestra indudablemente que hay patrones que se repiten de manera recurrente. Vuélvete un híper experto en el tema que te interesa, lee todos los libros de historia de dicho tema, pon atención a los aprendizajes, errores, fracasos, éxitos, lecciones y soluciones que tomaron.

En 3 ocasiones, clientes de la pizzería que atendía por teléfono fueron a la sucursal a entregarme una propina. En aquellos momentos sentí algo maravilloso. Algo estaba haciendo bien.

nunca en 15 años de ser gerente había visto que a un telefonista le dieran propina” dijo mi jefe en aquél momento con una cara de gran extrañamiento.

Hoy guardo mi delantal de cocinero que usé hace 17 años. Me gusta verlo y recordar que siempre que tengas un hambre inmensa de salir adelante y tomes acción, encontrarás la manera, aunque en aquella época no sabía por donde. #Cerobullshit

BONUS PARA LOS HATERS

Cada vez que hablo de la idea de alejarte del 97% recibo mentadas de madre. “el dinero no es la felicidad”, “aléjate tu cabrón!” “yo no me voy a apartar de mis amigos aunque sean unos perdedores”, “aunque mis familiares sean tóxicos yo ahí estaré porque la familia es lo más importante”.  Les tengo una noticia: CRECER ES SOLTAR.  Grábate esa frase que pensé mientras escribía este artículo. El que no quiera crecer, que siga en lo mismo. No será fácil apartarse de ciertas personas con las que hemos convivido largo tiempo, pero es la ruta correcta hacia el crecimiento.